Preguntas frecuentes

Preguntas sobre compra de vivienda

Las nuevas tecnologías en las webs y algunas aplicaciones ‘online’ nos facilitan muy mucho esta búsqueda.

La nota simple es un documento breve, en el cual encontramos la informacion sobre la titularidad y las cargas del inmubles :

  • Número de Finca: es el numero que identifica la finca en un Registro de la Propiedad concreto. Consta de unas seis cifras, no es el mismo que la referencia catastral.
  • IDUFIR: Identificador Único de Finca Registral. Este número sirve en cualquier registro de la propiedad en España. Es como el DNI de los inmuebles.
  • Descripción: se indica la situación de la finca, lindes, accesos, metros y las características de la vivienda, porcentajes de participación, si los hubiera. Al haber sido realizada en la primera inscripción, puede contener cambios con respecto a la situación actual
  • Titularidad: identifica los titulares de derecho sobre la finca, el tipo de derecho que se posee (nuda propiedad, usufructo, pleno dominio…)
  • Autorizante: identificación del notario que dio fe del acto por el que se es titular de la vivienda.
  • Cargas: se precisan los importes de una posible hipoteca, así como sus intereses de demora, el plazo de amortización (su tiempo de duración), sus intereses, su fecha de inicio…

La cédula urbanística es un documento o certificado informativo que acredita el régimen y circunstancias urbanísticas a las que está sujeta una finca, una parcela o un solar del término municipal. La cédula ha de ser otorgada por el Ayuntamiento cuya competencia se extienda al término municipal en el que la finca está situada.

La cédula catastral, es el identificador oficial y obligatorio de los bienes inmuebles. Consiste en un código alfanumérico formado por 20 caracteres que es asignado por el Catastro. Todos los bienes inmuebles deben tener una única referencia catastral, la cual nos Informa de los datos físicos, jurídicos y económicos de los inmuebles que constan en el Catastro Inmobiliario y debe permitir identificar ese inmueble de forma inequívoca.

La cédula de habitabilidad es el documento que acredita que una vivienda cumple los requisitos tecnicos e higienico-sanitarios minimos y solidez fijados por Decreto y que es apta para ser destinada a residencia humana. Es obligatoria para: Alquilar y vender una vivienda.

El documento nos certifica la legalidad de la vivienda, por eso debe estar gestionado por un arquitecto o aparejador que confirmara que el inmueble cumple con los requisitos (superficie útil, equipamientos, y otros requisitos que varian en cada Comunidad Autónoma)

La cédula de habitabilidad tiene una vigencia determinada, suele ser de 15 años (depende de cada Comunidad Autónoma y de la fecha de otorgamiento.

Si la cedula de habitabilidad ha caducado y quieres vender o alquilar la vivienda o dar de alta suministros sera necesario renovar la cédula de habitabilidad.

La plusvalía es un impuesto municipal sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, se paga cuando se vende o dona un inmueble y se debe pagar dentro de los primeros 30 días laborales desde el cambio de propietario.

Este impuesto fija una revalorización teórica del piso o inmueble partiendo del valor catastral y en función de los años transcurridos entre la compra y la venta

Cada ayuntamiento fija un porcentaje anual de incremento del valor catastral hasta un máximo del 3,5% anual. Deberás multiplicar el % de incremento anual por los años en posesión del inmueble y obtendrás el % total de incremento de tu inmueble. Este % total se aplica al valor catastral para saber la base imponible.

La ITE es la inspección tecnica obligatoria que tiene que pasar cualquier edificio de más de 50 años. El objetivo es garantizar su seguridad: saber si se encuentra en buen estado o si necesita alguna reforma para garantizar las condiciones de salubridad y accesibilidad. Mediante este sistema se comprueba la obligacion de los propietarios de las viviendas de mantener, conservar, rehabilitar sus inmuebles.

Comparar listados

Comparar